Cómo debe ser una URL

Las características de una buena URL

Ser capaz de disponer de una URL o nombre de dominio adecuados es uno de los puntales básicos sobre los que se debe trabajar en el posicionamiento web para Google.

Si nuestra URL es clara, concreta y concisa generaremos numerosos puntos positivos de cara no solo al usuario, sino también a los buscadores lo que generará mayores probabilidades de aparecer en los primeros puestos.

Por ello, cuando nos planteamos iniciar un negocio en Internet es esencial que sepamos cuál va a ser el nombre de dominio por el que queremos darnos a conocer en la web.

Estas son algunas de las ventajas:

  • Mayor facilidad para ser recordados
  • Mejores opciones para posicionar bien
  • Indicar a Google cuáles son las páginas más importantes
  • Agrupar en categorías o intereses las páginas

Existen algunos artículos como este donde se puede apreciar cómo hay varios aspectos positivos cuando decidimos que ha de generarse una URL adecuada. Y es que las ventajas de disponer de una URL adecuada, como decimos, van mucho más allá de la importancia de que sean agradables a ojos de Google.

Una buen URL es siempre algo que agradece el usuario de Internet, que es manejable y que además, es mucho más fácil de recordar y por tanto generará notoriedad en la red e imagen de marca.

imagen de marca en internet

Los componentes esenciales de una URL adecuada

A la hora de tener una URL adecuada hemos de tener en cuenta algunos factores. El primero es que la URL tenga los elementos imprescindibles sin sobrecargarla, o lo que es lo mismo, mientras más corta sea una URL mejor.

Sí, como ejemplo de URL corta tenemos nyova.com, dedicada a temas relacionados con los muebles de diseño made in spain, como una URL bastante larga podemos tener http://psicologovalladolidvanessasanz.com/ que obviamente es de una psicóloga de Valladolid llamada Vanessa Sanz.

Aquí es donde debemos decidir si vamos a tener una URL que represente a una persona, utilizando su nombre como en abelpardo.com, a una empresa, a una marca como marketingmagazine.es o a algo que no tenga nada que ver.

Obviamente en el medio hay diferentes posibilidades, de aquí que se estudie siempre cuál es el grado de conocimiento del elemento ene l que nos vamos a mover y analizar cuidadosamente el mercado.

Lo que tiene que tener una buena URL

Una URL para empezar, debe ser corta y a ser posible tener la principal palabra clave en el dominio.

Si el mercado conoce nuestro nombre de empresa utilizaremos este y si no, siempre tenemos la posibilidad de utilizar aquella palabra por la que queremos que nos encuentren como elemento clave a la hora de decidir nuestro nombre de dominio y URL.

Pero tener en cuenta que Google premia los exact match domains o dominio con palabra clave exacta es una realidad que nunca se debe pasar por alto.

La URL, cuando hablamos de URL más larga deben ser asimismo lo más cortas posibles, eliminando pasos intermedios innecesarios como poner /es cuando hablamos de un .es o poner categorías innecesarias.

De esta manera, mientras menos espacio haya entre la palabra a posicionar y el comienzo de la URL será todo mejor.

  • Mejor para Google porque entenderá que es más importante
  • Mejora para el posicionamiento final porque será más alto
  • Mejor para el usuario que no se liará: un dominio claro y una URL clara

Contar con un consultor de SEO especializado que conozca todos estos elementos del marketing digital es una prioridad y disponer de una agencia web consolidada y con experiencia una de las bases para lograr mejor los objetivos online.

Con ello tendremos mucho más cerca el que las propiedades e inversiones en Internet acaben generando beneficios.